domingo, 7 de noviembre de 2010

EL MOVIMIENTO SINDICAL ANTE LAS NUEVAS FORMAS DE ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO.

Con las necesidades del hombre a lo largo de los años, el trabajo ha contribuido con el desarrollo productivo de la sociedad, asegurando formas de organización que buscan mejorar las relaciones entre las empresas y sus trabajadores, por medio de estructuras donde la fuerza laboral tiene un papel muy importante. Muchas organizaciones han decidido emprender labores que permiten mejorar sus relaciones con el entorno; conociendo que lo que genera beneficios para la empresa, también lo genera para la sociedad, satisfaciendo a sus clientes, pero reconociendo el poder y capacidad del recurso humano que la dirige.
Las organizaciones de trabajo conocidas como sindicatos, surgen como una voz unánime de trabajadores que promueven el mejoramiento de las relaciones laborales, haciendo frente a sus derechos y respondiendo efectivamente con sus deberes, adaptándose a los distintos modos de producción que han surgido. Héctor Lucena plantea una investigación abordando el movimiento sindical ante las nuevas formas de organización del trabajo, destacando: “los sindicatos están mas acostumbrados a ir a la calle y confrontar otros sectores sociales”, ya que se caracterizan por buscar información, investigar de manera directa ante los sectores gubernamentales por medio de la movilización, mientras otros sectores sociales como los empresarios presentan actitudes distintas haciendo uso de sus influencias.
Es muy importante destacar que las sociedades periféricas y el incremento de las sociedades capitalistas están repercutiendo con mayor auge en las relaciones laborales de los trabajadores, resaltando la exclusión, discriminación, en donde los movimientos sindicales juegan el papel de representar a esos segmentos mas débiles, aunque este problema va mas allá, con el modelo flexible se inicia el debate de la flexibilidad laboral, afectaron las condiciones de los trabajadores y creando con ello incremento del desempleo, exclusión y por ende la desafiliación de las organizaciones del trabajo. Notablemente en Venezuela, la exclusión ha ido en aumento donde la solución radica en la convivencia social que se genere entre los actores sociales, aunque ya no solo se habla de que los sectores desprotegidos son aquellos que presentan mayores condiciones de exclusión , sino por el contrario hoy en día se puede observar la exclusión en los sitios mas visibles.
Las tendencias complejas que se han acrecentado y que no han sido superadas por los movimientos sindicales destaca el autor: la fractura que se ha producido en el mercado laboral, debido a la desconcentración de las fuerzas de trabajo, donde la crisis de los sistemas económicos, sociales y políticos inciden en cambios que reflejan el desempleo y la informalidad , logrando con ello que lo tradicional se convierta en anormal, donde la flexibilidad laboral permite que todo pueda ocurrir; la búsqueda de individualizar la relación de trabajo, tuvo sus efectos ya que al incentivar el individualismo por encima de las relaciones colectivas genera contraposición con los acuerdos de carácter sindicales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada